Facoemulsificación en pacientes con glaucoma

Daylin Cárdenas Chacón, Francisco Fumero González, Ibraín Piloto Díaz, Liamet Fernández Argones, Yuderkys Díaz Águila, Isabel Obret Mendive

Texto completo:

HTML

Resumen

La extracción de la catarata produce una significante y sustancial reducción de la presión intraocular en individuos con glaucoma de ángulo abierto, hipertensión ocular y glaucoma por cierre angular. Remover la catarata mejora la interpretación de las pruebas perimétricas. Es recomendable restablecer las imágenes de base del nervio óptico, así como el campo visual después de la extracción de la catarata. La secuencia de cirugía de catarata y cirugía de glaucoma disminuye la probabilidad de complicaciones y aumenta el éxito quirúrgico. Tiene múltiples beneficios realizar la cirugía de catarata antes que la cirugía de glaucoma, mientras que la cirugía de catarata después de la trabeculectomía incrementa el riesgo de fallo de la filtración. Como la cirugía de glaucoma mínimamente invasiva continúa mejorando en términos de eficacia, esta juega un rol importante en la cirugía combinada de glaucoma y catarata en pacientes con glaucoma en estadios inicial y moderado. La combinación de cirugía de catarata con implante valvular o trabeculectomía por uno o dos sitios, también ofrece ventajas en pacientes con glaucoma avanzado. La presente revisión tiene como objetivo resumir el papel de la cirugía de catarata en el tratamiento del glaucoma teniendo en cuenta el efecto en la presión intraocular y las ventajas que ofrece en aquellos pacientes con ambas condiciones.

Palabras clave

facoemulsificación; catarata; glaucoma; trabeculectomía; cirugía combinada; cirugía del glaucoma mínimamente invasiva.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.