Aneurisma de la arteria carótida interna como lesión compresiva de la vía visual

Julio César González Gómez, Odelaisys Hernández Echevarría, Lesly Solís Alfonso, Chen Zhizhong

Texto completo:

PDF

Resumen

El diagnóstico temprano de las lesiones compresivas del nervio óptico adquiere cada vez mayor importancia. La descompresión precoz de este o del quiasma puede resultar una mejora significativa de la función visual, mientras que el diagnóstico erróneo puede ocasionar pérdida visual irreversible, disfunción neurológica o la muerte. Las causas de la compresión de la vía visual anterior son increíblemente variadas. Los meningiomas, los tumores hipofisarios y los aneurismas son las lesiones comúnmente más identificadas como causa de neuropatía óptica compresiva sin edema del disco. Presentamos una paciente femenina de 50 años de edad, quien se sometió a la cirugía de catarata congénita del ojo izquierdo, sin mejoría de la función visual, a lo que se sumó el empeoramiento inespecífico de la calidad visual. La psicofísica visual, la campimetría automatizada y la tomografía de coherencia óptica aportaron hallazgos sugestivos de compresión de la vía visual intracraneal. Se indicó imagen por resonancia magnética de cráneo y órbitas para confirmar la sospecha diagnóstica. La angiografía cerebral demostró la presencia de un aneurisma de la arteria carótida interna, que se trató por vía endovascular con resultados satisfactorios.


Palabras clave

Lesiones compresivas de la vía visual anterior; arteria carótida interna; aneurismas intracraneales.


Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.