Henry Pérez González, Adriana Antognazza Balfarda, Yanet Garcia Concha
 HTML
 
Wan Li, Aozi Feng, Lesly Solís Alfonso, José Emilio Fernández-Britto Rodríguez
 HTML
 
Yaumary Bauza Fortunato, Zucell Ana Veitía Rovirosa, Yoriel Cuan Aguilar, Juan Carlos Góngora Torres, Iván Hernández López
 HTML
 
Zucell Ana Veitía Rovirosa, Yoriel Cuan Aguilar, Zoraima Herrera Borrego Herrera Borrego, Ana Méndez Duque de Estrada
 HTML
 
Meisy Ramos López
 HTML
 
Lourdes Rita Hernández Santos, Juan Raúl Hernández Silva, Carmen Padilla González, Pedro Daniel Castro Pérez, Lucy Pons Castro, Yaimir Estévez Miranda
 HTML
 
Belkys Rodríguez Suárez, Juan Raúl Hernández Silva, Eneida de la Caridad Pérez Candelaria, Zucell Ana Veitía Rovirosa, Ana María Méndez Duque de Estrada, Iraisi Francisca Hormigó Puertas
 HTML
 
Cirugía de catarata en el paciente diabético

La diabetes mellitus es una de las principales causas de ceguera en el mundo. La retinopatía diabética sola representa al menos el 12 % de los nuevos casos cada año. Los diabéticos tienen un riesgo 25 veces más de volverse ciegos y desarrollar catarata de forma precoz que la población en general. La calidad de la atención en estos pacientes define el resultado visual. Profundizar en los elementos de la cirugía de catarata en el paciente diabético es esencial. Se realizó una búsqueda bibliográfica de las publicaciones y guías de prácticas clínicas sobre la cirugía de catarata en el paciente diabético publicadas durante los años 2009-2014. La información obtenida fue revisada y procesada por el equipo de investigadores. Se definieron los elementos de importancia en el paciente diabético en las etapas del proceso de atención para la cirugía de catarata pre, trans y posoperatorio. La evaluación integral en los pacientes diabéticos para la cirugía de catarata tiene particularidades que definen la ganancia visual. Las técnicas de facoemulsificación y la implantación de lentes hidrofílicos en el saco capsular han representado un avance en el tratamiento de los pacientes diabéticos, con menor incidencia de cuadros inflamatorios en el posoperatorio, lo que se atribuye al escaso traumatismo quirúrgico que conlleva la técnica. El tratamiento farmacológico o con láser (fotocoagulación) y la cirugía precoz mejoran el pronóstico visual.

Iraisi F. Hormigó Puertas, Kenia Galindo Reymond, Taimí Cárdenas Díaz, Pablo León Cabrera, Katia M. Trujillo Fonseca, Eric Montero Díaz
 HTML
 
Tomografía de coherencia óptica de la mácula y de la capa de fibras antes de la cirugía de catarata

Objetivo: demostrar la utilidad de la tomografía de coherencia óptica antes de la cirugía de catarata, para el diagnóstico de alteraciones de la mácula o de la capa de fibras neurorretinianas.
Métodos: se realizó un estudio descriptivo de corte transversal de serie de casos en el Instituto Cubano de Oftalmología, de enero del año 2014 a diciembre de 2015, en 100 pacientes seleccionados al azar con catarata senil. Se realizaron exámenes del protocolo de la línea preoperatoria de catarata y tomografía de coherencia óptica. Las variables estudiadas fueron edad, sexo, tipo de catarata, bilateralidad, presencia de lesiones de la mácula o de la capa de fibras neurorretinianas, localización anatómica y tipo de lesiones de la mácula, lesiones de la capa de fibras neurorretinianas, antecedentes de enfermedades vasculares sistémicas, maculares y/o glaucoma y necesidad de tratamiento oftalmológico. Se consideró la media, el porcentaje, el intervalo de confianza y la prueba de probabilidades exactas de Fisher.
Resultados: la edad promedio fue 70,13 años y predominó el sexo femenino (54,0 %). Las lesiones tanto de mácula como de capa de fibras neurorretinianas se presentaron en el 39,0 % de los pacientes. El 11,2 % de los ojos con catarata tenían lesión en la interfase vitreomacular, con predominio de la membrana epirretinal (14,6 %). En el 14,2 % se detectó daño en capa de fibras neurorretinianas. No existió relación entre presencia de lesiones maculares y enfermedad macular (p= 0,275). En el 34,8 % de los pacientes sin antecedentes de glaucoma había lesión de capa de fibras. El 28,8 % de los pacientes con lesiones, necesitaba tratamiento previa cirugía.
Conclusiones: la tomografía de coherencia óptica es una herramienta importante en el preoperatorio de la cirugía de catarata.

Meisy Ramos López, Esperança Maria de Carvalho Bernardo, Elianne Perera Miniet, Heidy Hernández Ramos, Juan Raúl Hernández Silva, Carmen María Padilla González
 HTML
 
Eneida de la Caridad Pérez Candelaria, Taimi Cárdenas Díaz, Iraisi Hormigó Puertas, Elier Alarcón González, Katia Trujillo Fonseca, Imalvet Santiesteban García
 HTML
 
Juan Raúl Hernández Silva, Heidy Hernández Ramos, Danay Duperet Carvajal, Meisy Ramos López, Elianne Perera Miniet, Iraisi Hormigó Puertas
 HTML
 
Taimí Cárdenas Díaz, Iván Hernández López, Michel Guerra Almaguer, Dunia Cruz Izquierdo, Yoriel Cuan Aguilar, Eneida Pérez Candelaria
 HTML
 
Juan Raúl Hernández Silva, Marcelino Rio Torres, Meisy Ramos López, Luis Curbelo Cunill, Yanay Ramos Pereira, Imalvet Santiesteban García, Anneé Miranda Carracedo, Marietta Gutiérrez Castillo, Heidy Hernández Ramos
 HTML
 
Yuderkys Díaz Águila, Eneida Pérez Candelaria, Daylin Cárdenas Chacón, Liamet Fernández Argones,, Francisco Yunier Fumero González, Isabel Obret Mendive
 HTML
 
El trauma ocular en la infancia

Objetivo: Determinar los resultados de la aplicación del ocular trauma score como herramienta de pronóstico visual en traumatismos.
Métodos:
Se realizó un estudio descriptivo longitudinal retrospectivo en el Servicio de Oftalmología del Hospital Pediátrico Provincial Docente “Eduardo  Agramonte  Piña”, desde enero del año 2011 a enero de 2016.  El universo estuvo conformado por 438 pacientes quienes  recibieron ingreso hospitalario, y la muestra quedó conformada por 357 ojos de 356 pacientes con el diagnóstico de trauma ocular. Se analizaron las siguientes variables: etiología al ingreso, edad, sexo, topografía y tipo de lesión, evento traumático, agente causal, agudeza visual inicial según tipo de lesión y el pronóstico visual según el ocular trauma score.
Resultados:
El 81,3 % de los pacientes ingresados presentaron etiología traumática; 64,6 %  fueron varones, con predominio del grupo de edad entre 5 y 9 años. Hubo una preponderancia de los traumas cerrados. Los accidentes recreativos fueron los más predominantes; los palos y las piedras resultaron el agente causal más frecuente y la agudeza visual final fue superior a la inicial.
Conclusiones: La etiología traumática constituye la primera causa de ingreso en el Servicio de Oftalmología, donde se observa predominio de los pacientes entre 5 y 9 años, fundamentalmente del sexo masculino. Los traumas del globo ocular cerrado predominan sobre los del globo ocular abierto. Estos últimos presentan mayor afectación de la agudeza visual. El accidente recreativo y doméstico es más frecuente, así como los palos y las piedras como agentes causales. La mejoría de la agudeza visual fue significativa en este estudio, lo que se correspondió con la predicción sugerida por el ocular trauma score.


Doralys Gallo Borrero, Solderis Letfor Allen
 HTML  PDF
 
Dunia Cruz Izquierdo, Armando Capote Cabrera, Taimí Cárdenas Díaz, Maria del Carmen Benítez Merino, Justo Luís Noriega Martínez
 HTML
 
Juan Raúl Hernández Silva, Zaadia Pérez Parra, María del Carmen Benítez Merino, Meisy Ramos López, Gilberto Fernández Vásquez, Raúl Rúa Martínez
 HTML
 
Alteraciones en el endotelio corneal después de la facoemulsificación por técnica de pre chop versus extracción tunelizada esclerocorneal del cristalinoObjetivo: evaluar los cambios endoteliales y resultados visuales en los ojos de pacientes con diagnóstico de catarata senil, operados por técnica de facoemulsificación por pre chop o extracción extracapsular del cristalino por túnel esclerocorneal.
Métodos: se realizó un estudio descriptivo y prospectivo de 100 pacientes (ojos) atendidos en el Instituto Cubano de Oftalmología "Ramón Pando Ferrer", de septiembre a diciembre de 2010. La mitad fueron operados por facoemulsificación y el resto por túnel esclerocorneal. Se analizaron las variables: mejor agudeza visual corregida y sin corrección, dureza del cristalino, conteo celular endotelial, hexagonalidad, coeficiente de variabilidad, astigmatismo medio inducido y tiempo efectivo de ultrasonido.
Resultados: la pérdida celular endotelial en el grupo de facoemulsificación fue de 9,8 % y en el de extracción tunelizada, de 6,8 %. La hexagonalidad promedio posoperatoria fue mejor en el grupo de facoemulsificación (53 %). El coeficiente de variabilidad promedio preoperatorio disminuyó de 0,32 a 0,28 en el grupo de facoemulsificación. En este grupo el astigmatismo resultante fue de 1,35 D y el tiempo efectivo de facoemulsificación estuvo por debajo de los 2 minutos. En ambos grupos la mejor agudeza visual preoperatoria sin corrección promedio fue de 0,29 y mejoró a 0,56 en la extracción por túnel esclerocorneal y a 0,8 en la facoemulsificación.
Conclusiones: la facoemulsificación por pre chop, constituye una buena opción en la cirugía de catarata. Las alteraciones endoteliales que provoca son similares a las de la extracción tunelizada, con ventaja sobre esta en la visión sin cristales por la menor inducción de astigmatismo.
Belkys Rodríguez Suárez, Juan Raúl Hernández Silva, Eneida de la C. Pérez Candelaria, Yanai Ramos Pereira, Armando Capote Cabrera, Zucell Veitía Rovirosa
 HTML
 
Cirugía de catarata en pacientes vitrectomizados con aceite de siliconaObjetivo: Describir los resultados de la cirugía de catarata en pacientes vitrectomizados con aceite de silicona.
Métodos: Se realizó un estudio descriptivo y prospectivo en 50 ojos de 49 pacientes vitrectomizados con aceite de silicona que necesitaron cirugía de catarata, en el Instituto Cubano de Oftalmología "Ramón Pando Ferrer" de septiembre de 2008 a noviembre de 2009. Se analizó el componente esférico esperado y obtenido (con aceite de silicona y sin este), las diferencias queratométricas, el astigmatismo resultante, los cambios morfológicos y morfométricos del endotelio corneal, la mejor agudeza visual sin corrección y corregida y las complicaciones intraoperatorias y posoperatorias. Los resultados se expresaron en frecuencias absolutas y relativas, media aritmética y desviación estándar.
Resultados: Predominó el sexo masculino entre 51 y 60 años de edad. El aceite de silicona produjo una hipercorrección en el componente esférico obtenido promedio de 4,08 dioptrías que disminuyó hasta rangos de emetropía esperada cuando se extrajo. No hubo diferencias queratométricas posoperatorias significativas y el astigmatismo resultante fue mínimo (0,31 dioptrías). La mejor agudeza visual sin corrección y con esta, mejoró después de la cirugía. Hubo una pérdida mínima de células endoteliales (6,4 %) y la variabilidad del pleomorfismo y polimegatismo estuvo dentro de los rangos clasificados en el preoperatorio. La opacidad de la cápsula posterior (62 %) fue la complicación más frecuente.
Conclusiones: La biometría óptica coherente y las fórmulas de cuarta generación permiten obtener una buena predictibilidad en el cálculo del lente intraocular en casos especiales como los vitrectomizados con aceite de silicona.
Zucell Ana Veitia Rovirosa, Alinson C. Gómez Agostopa, Juan Raúl Hernández Silva, Yaumary Bauza Fortunato, Iván López Hernández
 HTML
 
Estudio densitométrico del cristalino y su relación con el sistema LOCS III

Objetivo: determinar la dureza nuclear del cristalino clasificada por el Lens Opacities Classification System (LOCS III) y su relación con la densitometría del cristalino.
Métodos: se realizó un estudio descriptivo, longitudinal y prospectivo en el Centro de Microcirugía Ocular del Instituto Cubano de Oftalmología "Ramón Pando Ferrer", desde enero de 2011 hasta diciembre de 2011, en 290 pacientes diagnosticados con catarata y operados con la técnica de facoemulsificación por pre chop, más implante de lente intraocular.
Resultados: los núcleos cristalineanos (N) clasificados del N1 al N6 aumentaron la densitometría del cristalino hasta un valor de 46,5 %, con tiempo efectivo de facoemulsificación de 0,54 min relacionado a la dureza nuclear, al igual que las clasificadas de P2 a P5 donde la densitometría fue hasta 66,1 % con valores de tiempo efectivo de facoemulsificación de 0,46 min. La edad media fue de 63,8 años de edad, se planificó una refracción esperada para -0,16 D, el equivalente esférico posoperatorio fue de 0,50 D y el astigmatismo medio inducido de -0,56 D. La mejor agudeza visual sin corrección mejoró a 0,81 en el posoperatorio y la corregida final fue de 0,96.
Conclusiones: el estudio densitométrico del cristalino, como valor objetivo de su dureza, le permite al cirujano trazarse una estrategia quirúrgica adecuada en cada paciente para lograr una verdadera cirugía refractiva personalizada del cristalino y resultados visuales óptimos.

Juan Raúl Hernández Silva, Madge Barroso Cruz, Meisy Ramos López, Nayette Nafeh Mengual, Heidy Hernández Ramos, Marcelino Rio Torres
 HTML
 
Darlen Rodriguez Rivero, Yoanner Martín Perera, Eneida de la Caridad Pérez Candelaria, Zucell A. Veitía Rovirosa, Ana M. Méndez Duque de Estrada, Malvys Vidal Castillo
 HTML
 
Resultados de tres alternativas quirúrgicas para la remoción del cristalino en el cierre angular primario agudoObjetivo: evaluar la efectividad de la remoción del cristalino en el tratamiento del cierre angular primario agudo.
Métodos: se realizó un estudio descriptivo, longitudinal y prospectivo de serie de casos en 27 ojos de igual número de pacientes con cierre angular primario agudo, distribuidos en tres alternativas: facoemulsificación (faco n= 7), túnel esclerocorneal (túnel n= 12) y túnel postrabeculectomía (túnel pos-TBT n= 8).Se analizaron las variables presión intraocular y número de colirios hipotensores en preoperatorio y posoperatorio a la semana, al mes, a los tres y a los seis meses, al año y a los dos años, así como las variables esfera, cilindro y agudeza visual mejor corregida en preoperatorio y a los dos años posoperatorios.
Resultados: la presión intraocular posoperatoria fue estable en el tiempo en los 3 grupos (12-14 mmHg). A los dos años hubo reducción significativa de presión intraocular media en grupo túnel (3,83 ± 5,27 mmHg; p= 0,032); del número de colirios hipotensores en grupo faco (1,29 a 0,14; p= 0,038) y del grupo túnel (1,33 a 0,25; p= 0,006). Se indujo miopía en grupo túnel pos-TBT (-1,16 ± 1,12 D; p= 0,028) y astigmatismo en grupo túnel (1,00 ± 1,05 D; p= 0,016). La agudeza visual mejor corregida promedio se incrementó en los tres grupos, con significación en los grupos túnel y túnel pos-TBT (p= 0,003 y p= 0,012 respectivamente).
Conclusiones: en pacientes con cierre angular primario agudo, la facoemulsificación y el túnel esclerocorneal reducen la presión intraocular y el número de colirios hipotensores en el mediano plazo de dos años, a la vez que se mantiene el poder hipotensor de una filtrante previa. Las tres variantes recuperan de manera efectiva la agudeza visual, mientras se induce el error miópico de 1 dioptría en pacientes con trabeculectomía previa y astigmatismo de 1 dioptría mediante túnel esclerocorneal.
Liamet Fernández Argones, Carmen María Padilla González, Daylin Cárdenas Chacón, Francisco Yunier Fumero González, Ibraín Piloto Díaz, Daisy Milagros Ortuño Águila
 HTML
 
Implante de lente intraocular en niños como solución a los problemas sociales de la ceguera por catarata congénitaSe estima en alrededor de 1,5 millones el número de niños con baja visión o ciegos legales, alrededor del mundo, con una prevalencia de 1 a 4 por cada 10 000 niños en los países industrializados y de 5 a 15 en los países en vías de desarrollo. La prevalencia de la ceguera infantil en América Latina es de 0,6 %, lo cual representa 900 niños por cada millón de habitantes que necesitan asistencia para visión baja. La prevalencia de ceguera por catarata congénita puede estar entre 1 y 4 por cada 10 000 niños en países subdesarrollados y entre 0,1 a 0,4 en países industrializados. En Cuba con una población de 2,1 millones de habitantes menores de 15 años la catarata congénita es considerada la segunda causa de ceguera infantil. En los últimos 20 años ha revolucionado completamente el tratamiento quirúrgico de la catarata en niños, por el desarrollo alcanzado en el perfeccionamiento de las técnicas quirúrgicas. En nuestro país la cirugía de catarata pediátrica con implante de lente intraocular comenzó en el año 1990, posterior a la inauguración del centro de Microcirugía Ocular en el año 1988. Queda demostrada la importancia de la cirugía de catarata pediátrica con implante de lente intraocular, como una solución a los problemas sociales ocasionados por el déficit visual del paciente no tratado oportunamente, con la aplicación de tecnología moderna se logra mejorar la calidad de vida de los niños, tanto social como educacional, incorporándolos de una forma activa a la sociedad.
Rosa María Naranjo Fernández, Yaimir Estévez Miranda, Teresita de Jesús Méndez Sánchez
 HTML
 
Eneida de la Caridad Pérez Candelaria, Darlen Rodríguez Rivero, Zucell A. Veitía Rovirosa, Yoanner Martín Perera, Ana M. Méndez Duque de Estrada, Belkys Rodríguez Suárez
 HTML
 
Resultados de la cirugía de catarata por técnica de Blumenthal en el Hospital de Ojos “José Martí” Uruguay 2009Objetivo: Determinar el comportamiento de la cirugía de catarata por técnica de Blumenthal en el Hospital de Ojos “José Martí”, Uruguay, 2009.
Métodos: Se realizó un estudio descriptivo longitudinal y retrospectivo. El universo estuvo constituido por 7 800 pacientes sometidos a la cirugía de catarata en el periodo estudiado. La muestra se conformó por 780 pacientes seleccionados mediante un muestreo probabilístico sistemático.
Resultados: El 54,4 % de los pacientes operados de catarata presentó una edad mayor a los 75 años, 71,5 % perteneció al sexo femenino. Prevaleció la catarata senil (94,6 %) y el glaucoma fue el antecedente ocular más frecuente encontrado en el 10,4 % de los casos. El resultado visual fue favorable al comparar antes de la cirugía y después: la agudeza visual (0,12 a 0,66 como promedio), la esfera refractiva (-2,2 a -0,93) y el astigmatismo inducido (0,41 dioptrías). Las complicaciones transoperatorias estuvieron presentes en el 3,6 % de los pacientes y el edema corneal transitorio fue la complicación posoperatoria más encontrada (8,8 %), seguido de la opacidad de cápsula posterior (4,7 %).
Conclusión: Se constató una mejoría en los resultados visuales y refractivos con un bajo número de complicaciones transoperatorias y posoperatorias. Por esto podemos concluir que la técnica de Blumenthal es una opción quirúrgica segura.
Henry Pérez González, Yanet García Concha, Beatriz Zozaya Aldana
 HTML
 
Elementos 26 - 50 de 71 << < 1 2 3 > >> 
Consejos de búsqueda:
  • Los términos de búsqueda no distinguen entre mayúsculas y minúsculas
  • Las palabras comunes serán ignoradas
  • Por defecto, sólo aquellos artículos que contengantodos los términos en consulta, serán devueltos (p. ej.: Y está implícito)
  • Combine múltiples palabras conO para encontrar artículos que contengan cualquier término; p. ej., educación O investigación
  • Utilice paréntesis para crear consultas más complejas; p. ej., archivo ((revista O conferencia) NO tesis)
  • Busque frases exactas introduciendo comillas; p.ej, "publicaciones de acceso abierto"
  • Excluya una palabra poniendo como prefijo - o NO; p. ej. -política en línea o NO política en línea
  • Utilice * en un término como comodín para que cualquier secuencia de caracteres concuerde; p. ej., soci* moralidad hará que aparezcan aquellos documentos que contienen "sociológico" o "social"